MENÚ

Tomás Bernad Sanz, Baron de Castiel.

07/09/2019
3 min lectura

Transcripción : Jesús Villaroya Zaera

El abogado consejero: Tomás Bernad Sanz

Bautizado en Calanda el 8 de marzo de 1727, arfirmará más tarde tener parentesco con los marqueses de la Vega de Santa María, de los Trujillos, de Diezma, de Campofranco, con los condes de Mollina, de Villazar, de Quintería, de Sobradell y de Mejorada. El hecho es que ni sus padres, ni sus abuelos, todos de Calanda, se hicieron notar por algún rasgo sobresaliente que perpetuara su memoria hasta nosotros.


Nota GREC

El estudio de la genealogía de Ramón Bernad Sanz deja patente que los orígenes de su familia están fuertemente vinculados a Calanda y Fortanete.

Aunque entre sus antepasados existieron personas que ocuparon cargos concejiles de relevancia en Calanda, no apreciamos vinculación alguna con los marqueses de la Vega de Santa María, de los Trujillos, de Diezma, de Campofranco, con los condes de Molina, de Villazar, de Quintería, de Sobradell y de Mejorada.


Después de estudios de filosofía y de ambos derechos en la Universidad de Zaragoza, consigue un doctorado en derecho por la misma universidad – los doctorados de Zaragoza no tenían el mismo peso que los de las grandes universidades castellanas – y un título de abogado de la Audiencia de Aragón.

En 1767 Aranda le trae al Consejo de Castilla, haciéndole asesor de la presidencia. Secretario de la presidencia en 1773, ministro civil de la Audiencia de Aragón en 1774, alcalde de casa y corte en 1776, es nombrado consejero del Consejo de Castilla en 1781, lo que le permite por fin casarse en 1783 – a los 56 años! – con María Josefa Barreda Chacón, de 18 años de edad, hija de Benito Antonio Barreda Yebra (1712-1784)[1], caballero de Calatrava y consejero del Consejo de ordenes.

Creado barón de Castiel en 1795, los hidalgos de Madrid le reciben como uno de ellos al año siguiente. Ingresa en la Cámara de Castilla en 1801, se jubila en 1802 y muere en 1806.

Dura y lenta carrera de un técnico, por el bufete, por el favor de un noble militar encargado por Carlos III de poner orden en el gobierno, por las secretaría y las asesorías, pero resonante éxito final. Exito relativo por lo menos, proporcionado a la modestia de los principios.

Su hijo, Tomás Hermógenes Bernad (1785-?)[2], barón de Castiel desde la muerte de su padre, será a su vez alcalde civil de la Audiencia de Zaragoza (1814), luego oficial mayor de la Secretaría del despacho de Estado, orientándose más decididamente todavía hacia una carrera técnica.

ARANA PÉREZ, F. ” Letrados, juristas y burócratas en la España moderna” .



[1] Fichoz, 000086.

[2] Fichoz, 010360.

Enlace :

Datos complementarios
  • (1959) Reclaman la baronía de Castiel

Impactos: 57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar