MIGUEL SANCHO IZQUIERDO

19/07/2020
5 min lectura

Nace en Calanda, el 17 de junio 1890, hijo de Facundo y Salomé, de las familias Bernia y Bonal. Fallece en Zaragoza el 16 de diciembre de 1988.

Diario de Burgos : de avisos y noticias: Año LXXIV Número 22631 – 1964 julio 19

Miguel Sancho Izquierdo, Presidente de la Federación Española de Esperantistas
Por Miguel MONTSERRAT GAMIZ

AQUELLA negra cabellera, aquellas cejas hirsutas de azabache que subrayaban una mirada profunda, han sido blanqueadas por el dulce pasar de los año. Pero Miguel Sancho Izquierdo, suavizados los rasgos del rostro por la blancura de las canas, jubilado de su tareas universitarias, continúa en la brecha. Para este aragonés de la provincia de Teruel, la vida no ha conocido un momento sin servicio.

Servicio a las Ideas cristianas, en toda la extensión de la palabra, en todos los puestos a que el servicio de ese Ideal lo reclamó. Principalmente, en la cátedra, su gran vocación, enseñando los fundamentos del Derecho, los que arraigan más allá de la norma escrita, en la Filosofía, en la misma naturaleza, en Dios. A lo largo de 45 años de vida docente — en 1915, auxiliar interino gratuito, tras su doctorado con las máximas calificaciones en Derecho y en Filosofía y Letras; catedrático de Derecho Natural en 1920; jubilado reglamentariamente en 1960 — fue maestro de numerosas generaciones, a las que orientó cristianamente en el Derecho.

En torno a esa su fundamental labor de cátedra, el profesor Sancho Izquierdo ha desenvuelto una varia, multifacética actividad. Como Rector de la Universidad de Zaragoza, dio el impulso decisivo a la Ciudad Universitaria. Numerosas veces su nombre traspasó las fronteras e Incluso fue Investido Doctor Honoris Causa por las Universidades de Burdeos y Tolosa; título análogo le ha sido concedido últimamente por el Estudio General de Navarra.

Cuando las circunstancias graves de la Patria le exigieron dar su nombre y su prestigio en la lucha política, sacrificó su servicio en las aulas para encabezar la candidatura antimarxista por la provincia de Teruel en 1933 y así tuvo acceso al Congreso, como más tarde lo había de tener a las Cortes Españolas, en las que una prueba de su espíritu avanzado en materia social — formuló un voto particular a la Ley de mayoría de edad modificativa del Código Civil pidiendo que los españoles fuéramos mayores de edad a los 20 años. Porque en materia social, Sancho- Izquierdo ha tenido siempre un sentido progresista, humano, tildado a veces de revolucionario. Su figura, precoz en sentir estas inquietudes, empalma con las pioneras de la legislación social española. SeverinoAznar, Salvador Minguijón, Inocencio Jiménez, una pléyade de hombres aragoneses

Cumpliendo una misión también pasó por el campo periodístico, cuando fue precisa su presencia en la dirección de «El Noticiero» de Zaragoza, al que posteriormente quedó vinculado de por vida como consejero; y su pluma, siempre ágil y juvenil, sigue figurando entre las más asiduas de los colaboradores de sus páginas.

Sería Inacabable una semblanza de figura tan prieta en actividades. Yo lo estoy viendo con la toga de Rector; pero también lo recuerdo como compañero en los primeros días de la guerra. vistiendo un «mono» como conductor de automóviles militares; con el, bordón de peregrino en la mano, entre las ruinas del Coliseo, junto al Cardenal Gomá, con la Juventud Católica Española, en 1934; o aquella otra vez en que en un coche marchamos al Monasterio de Montserrat, donde juristas aragoneses y catalanes mantuvimos una reunión que fue transcendental para la recopilación de las legislaciones forales que está a punto de rematarse felizmente. Había pasado. ya con mucho la edad juvenil, y todavía concurría a los actos de la Juventud Católica con el mismo buen humor de los muchachos de la veintena. Yo lo he visto en los últimos años, vistiendo de «tercerol» y tocando incansable el tambor en el Viernes Santo de Calanda formando en la procesión con hijos y nietos.

Los esperantistas españoles lo tienen como presidente: ya hace años representó a nuestro país en un Congreso esperantista mundial que se celebró en Varsovla. Fue uno de los primeros españoles autorizados
para visitar Polonia comunista.

Hemos señalado algunas de las facetas que modelan a este hombre de excepción, amante de la tierra aragonesa —de sus cosas, de sus tradiciones, de su Derecho, de la Jota bravía — sin perjuicio de su amor entrañable hacia España entera, de la que en todos sus aspectos es un apasionado. No hay rincón de la Patria que no haya hollado la planta Inquieta y curiosa, de este espiritu fino, profundo, cultivado, observador.

Hoy, el Doctor Sancho Izquierdo, continúa en plena actividad, produciendo obras en las que el saber , se auna con la experiencia. Ve las cetas con la serenidad de una perspectiva maravillosa. Como patriarca de una familia ejemplar; con la bendición de numerosos hijos — ingenieros, catedráticos, abogados, etc.—- todos notables en sus especialidades y en sus carreras; con la corona de una segunda generación que hoy ciñe a quien tantos méritos tiene ganados en una existencia aleccionadora para las nuevas juventudes, entre las que puede también formar este joven, ya jubilado y que peina canas, que es Miguel Sancho Izquierdo.


Dibujo Amadeu Andrés

Impactos: 42

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *