Felipe Cascajares y Azara.

23/03/2020
11 min lectura

Fuente: web Real Academia de la Historia

Autor : Carlos Riñón Aguilar ® Real Academia de la Historia 2018

Cascajares Azara, Felipe. Calanda (Teruel), 1.V.1820 – 31.VII.1903. General de división y senador.

Hijo de Agustín de Cascajares y de Catalina Azara, ingresó como cadete en el Colegio de Artillería de Alcalá de Henares el 20 de diciembre de 1836. Ascendió a subteniente y fue destinado al 3.er Regimiento de Artillería, con sede en Madrid, donde estuvo prestando el servicio de su clase, como agregado, en una compañía hasta el 20 de mayo de 1837, fecha en que salió para Vitoria a reunirse con su batería.

El 1 de junio de 1837 se incorporó al Ejército del Norte en Vitoria, donde permaneció de guarnición hasta finales de diciembre, en que por haber sido nombrado alférez de la 4.ª Batería de la Brigada de la Guardia Real, regresó a Madrid, adonde llegó el 7 de enero de 1838.

Permaneció de guarnición en Madrid hasta el 13 de septiembre en que marchó a Andalucía, donde se encontraba su batería formando parte del Ejército de Reserva, mandado por el general Ramón María Narváez, incorporándose a dicha unidad en Sevilla el 1 de octubre, permaneciendo de guión en dicha plaza y, posteriormente, en Cádiz, hasta el 8 de enero de 1839.

El 2 de enero había sido ascendido a teniente de Artillería, siendo destinado a la 4.ª Batería de la Brigada de Montaña del 5.º Departamento. Salió para incorporarse en Logroño al Ejército del Norte mandado por el general Baldomero Fernández Espartero Álvarez de Toro, entrando en operaciones el mismo día de su incorporación, el 1 de febrero, formando parte de la División de Ribera de Navarra, al mando del general Diego de León y Navarrete.

Participó en la acción, del 22 de abril, de reconocimiento sobre el puente de Muniaín (Navarra), practicado por fuerzas a las órdenes del general León.

Los días 29 y 30 de abril y 1 y 2 de mayo tomó parte en la acción de la toma del puente y los fuertes de Belascoaín y Ziriza (Navarra), que previamente habían sido preparados para su voladura con las obras adecuadas. El enemigo recorría las orillas del río con fuerzas superiores en número, por lo que el general León tenía que empeñarse constantemente en combate logrando sostener durante muchos meses la línea del río Arga, gracias a la toma del citado puente de Muniaín. Por esta acción, Cascajares fue propuesto para una recompensa, siéndole concedido el grado de capitán de Infantería con antigüedad por méritos de guerra.

Los días 11 y 12 de mayo estuvo en la acción de Arróniz, en la ladera sur de Montejurra (Navarra).

Participó el 3 de junio en la acción de Berruela, en la merindad de Estella (Navarra) y en el reconocimiento del pueblo de Ubago (Navarra), a las órdenes del general León. El 15 de junio estuvo en la acción de Allo (Navarra) a los pies de Montejurra.

El 17 de agosto participó en el ataque y ocupación de los pueblos y fuertes de Allo y Dicastillo, también a los pies de Montejurra, y los días 23 y 24 de agosto en las acciones de Cirauqui y Mañeru (Navarra) a las órdenes del general León, siendo recompensado por su actuación.

Posteriormente, y por órdenes del general en jefe Baldomero Espartero, duque de la Victoria, se formó una división, al mando del general Antonio Azpiroz, con el nombre de Expedicionaria del Ejército del Norte en Cataluña, con la que Cascajares marchó a reunirse con dicho ejército, al que se incorporó en Cervera (Lérida). Con ella participó en las acciones de guerra de los días 14, 15 y 16 de noviembre de Peracamps, Casa Llobera y Hostal del Bois (Lérida) y en la conducción de un convoy a la plaza de Solsona (Lérida), siendo general en jefe de su brigada Jerónimo Valdés. Fue recompensado por su actuación en estas acciones con la Cruz de San Fernando de 1.ª clase por Real Orden de 2 de diciembre de 1840.

Los días 1 y 4 de febrero de 1840, en las alturas inmediatas a Peracamps estuvo en la conducción de otro convoy a la plaza de Solsona, siendo entonces su general José Clemente Buerens. Por esta acción fue recompensado con la Cruz de San Fernando de 1.ª clase, en virtud de la Real Orden de 21 de enero de 1841. Los días 24, 26 y 28 de abril participó en la batalla de Peracamps, una de las más importantes de la guerra en Cataluña, hasta la derrota de los carlistas.

Participó después en las acciones de Llobera y Torremargó (Lérida), durante la conducción de otro convoy a Solsona, siendo general en jefe de la división, formada por dos brigadas, Antonio Van-Halen, obteniendo como condecoración por su comportamiento brillante y decidido la medalla conmemorativa de la batalla de Peracamps.

El 27 de agosto de 1840 fue ascendido a capitán de Infantería, permaneciendo en el Ejército del Norte hasta septiembre, mes en que dicho ejército se disolvió, marchando el día 16 con su batería a Burgos, donde permaneció hasta el 29 de septiembre de 1841 en que, por haberle correspondido a dicha batería, por ser la 1.ª de la 3.ª Brigada de Montaña, salió para Sevilla. De camino a la ciudad andaluza, al llegar a Madrid el 7 de octubre, sucedieron los acontecimientos de la intentona militar que trataba de secuestrar a la futura reina Isabel II y acabar con la regencia de Espartero.

Cascajares permaneció fiel al gobierno constituido y, por ello, se le concedió la cruz denominada del 7 de octubre. Como consecuencia de los sucesos acaecidos en Madrid se constituyó un ejército del que entró a formar parte, al mando del general José Ramón Rodil y Campillo, marqués de Rodil, con el que marchó a las provincias Vascongadas el día 12 de octubre. Permaneció en dicho ejército hasta el 5 de julio de 1842, en que la unidad fue disuelta, regresando de nuevo con su batería hacia Madrid.

El 31 de mayo de 1843 recibió el grado de comandante sin antigüedad por méritos de guerra y el 5 de julio salió, formando parte de la división al mando del general Osset, primero en dirección a Valencia y luego a Andalucía, acompañando al general Baldomero Espartero, regente del reino. Se encuentra en el sitio de Sevilla del 22 al 28 de julio, producto de la rebelión del día 7 y consecuencia de los levantamientos que se habían producido por toda Andalucía, provocados por la oposición entre moderados y progresistas.

El 29 de julio se produjo la disolución de la división, permaneciendo Cascajares en Utrera (Sevilla) hasta el 7 de agosto en que salió para Madrid y posteriormente, el 29 de septiembre, para Valencia. El 31 de julio había sido ascendido a comandante de Caballería por gracia y el 21 de agosto recibió el grado de teniente coronel con antigüedad, también por gracia general. En Valencia tuvo su destino en la 4.ª Batería de la Brigada Montada del 2.º Departamento y, posteriormente, como ayudante de la brigada. Ascendió a capitán de Artillería el 16 de abril de 1847 y después estuvo como capitán del 2.º Regimiento hasta los primeros días de julio de 1848.

El 7 de julio salió para Sevilla destinado a la 2.ª Batería de la 3.ª Brigada de Montaña, donde permaneció hasta el 28 de diciembre, fecha en que, con su batería, fue destacado a Zaragoza.

Por Real Orden de 12 de diciembre de 1849 fue destinado de capitán del detall de la fábrica de salitres de Zaragoza. El 20 de febrero de 1854 se sublevó en Zaragoza el Regimiento de Córdoba al que pertenecían militares adeptos al Partido Democrático que trataron de llevar a cabo esta sublevación con apoyo de elementos civiles. Por su comportamiento en los hechos de armas acontecidos, recibió el grado de coronel de Infantería con antigüedad por méritos de guerra. El 14 de julio de 1857 fue ascendido a primer comandante de Artillería y nombrado director de dicho establecimiento el 10 de mayo de 1859. Durante este período reconoció la fábrica de pólvora de Villafeliche (Zaragoza), en la zona de Calatayud. En premio a sus distinguidos servicios en la fábrica de salitres sería nombrado comendador de número de la Orden de Isabel la Católica, por Real Decreto de 26 de noviembre de 1861.

El 31 de julio de 1860 fue ascendido a teniente coronel de Artillería y siguió desempeñando el cargo de director hasta finales de junio de 1865 en que, a causa del desestanco de la pólvora, para que se pudiera fabricar libremente, dejó la fábrica de funcionar por cuenta de la Hacienda Pública. Durante su estancia en Zaragoza fue vocal de la comisión permanente de Estadística.

Permaneció en Zaragoza en la Plana Mayor del Distrito de Aragón hasta ser nombrado director de la Maestranza de Cartagena el 21 de septiembre. El 6 de diciembre fue destinado como coronel del 3.er Regimiento Montado, donde estuvo prestando servicio hasta finales de mayo de 1869, fecha en que causó baja por haber solicitado el retiro. Posteriormente sería nombrado diputado provincial por el distrito de Calanda (Teruel) y presidente de la Diputación Provincial de Teruel.

Por Real Orden de 13 de febrero de 1875 se le concedió el regreso al servicio activo, que había solicitado, abonándosele el tiempo que estuvo retirado, quedando excedente en el distrito de Aragón, hasta que el 24 de febrero fue destinado de comandante del Arma y director del Parque de Bilbao.

El 28 de mayo de 1875 es nombrado comandante del Arma y director del Parque de Santander hasta el 21 de enero de 1876 en que es ascendido a brigadier y destinado a la subinspección del distrito de Navarra, cuyo cargo de comandante general subinspector desempeñó hasta abril de 1879.

Por sus servicios en la guerra civil, sería recompensado con la Cruz del Mérito Militar de 3.ª clase con distintivo rojo por Real Orden de 24 de agosto de 1876, y por los servicios prestados en los parques de Bilbao y Santander, recibió la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo por Real Decreto de 22 de enero de 1878 y también con la Gran Cruz del Mérito Naval con distintivo rojo por sus servicios en colaboración con la Marina.

Nota GREC : Informe del ayuntamiento de Calanda.

El 12 de mayo de 1877 fue nombrado senador del reino, dimitiendo el 4 de abril de 1878. El 5 de mayo de 1879 volvió a jurar el cargo de senador después de informar que había renunciado al puesto de subinspector de Artillería de Navarra, cargo que era incompatible con el de senador. El 18 de febrero de 1879 volvió a ser reelegido senador por Teruel hasta 1880, cuando acabó la legislatura.

Fue entonces destinado a la Subinspección del Distrito de Aragón donde continuó hasta que, por Real Decreto de 3 de mayo de 1883, pasó a la sección de Reserva del Estado Mayor General del Ejército.

El 12 de octubre de 1885 fue ascendido a mariscal de campo y el 9 de agosto de 1889, a general de división por nueva denominación del empleo, prestando servicio en la Subinspección del Distrito de Aragón, durante ambos empleos. En esta época estudió la Organización de las Reservas de Artillería en Francia.

Además de las señaladas anteriormente, estaba en posesión de otras condecoraciones como la Encomienda de Carlos III, la Cruz de San Juan de Jerusalén, la Cruz sencilla, Placa y Gran Cruz de San Hermenegildo, una Cruz del Mérito Militar de 3.ª clase con distintivo blanco y la Medalla de Alfonso XI.

Fuentes y bibl.:

Archivo General Militar (Segovia), Hoja de Servicios; Obras Políticas.

N. Pastor Díaz, La Ilustración Española y Americana, Madrid, Fundación Caja Madrid, 1996.


Nota GREC : Felipe de Cascajares estaba emparentado con los Santapau a través de su matrimonio. Su hija Justa desposará a Joaquín de Fortón.


Impactos: 35

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 16 =