MENÚ

Sucesos

11 de mayo 1910 – Sucesos

Archivo Jorge Celma Carreras CALANDA  Por fin han cesado las tronadas, y el tiempo es inmejorable para la agricultura; la cosecha de cereales presenta magnífico aspecto. Ahora es de desear que sa ‘haga pronto la recolección antes de que puedan causardaños  las. tormentas,  porque aquí,  afortunadamente, no ha  ocurrldo  nada de lo que desgraciadamente, aflige á algunos de los pueblos de la reglón.  De nuestro corresponsal Se ha vendido toda la lana. existente. en este pueblo á un comisionista, para Tarrasa, al precio de 17’50 pesetas arroba.  Se halla entre nosotros, desde hace algún tiempo, ejerciendo su profesión, el …

11 de abril 1931. Elecciones

El mañana. Desde Calanda LAS ELECCIONES MUNICIPALES Han sido designados por el articulo 29 los sefiores que-han de formar el futuro concejo. Son los que siguen: Don Andrés Grao Mateo, don José González Urrios, don Juan Manuel Celma, don José Ariño Claramonte, don Antonio Herrero Villanueva, don Miguel Gasca Maurel, don Joaquín Cólera Clemente, don…

El Castillo de Calanda cae en manos de Cabrera

Alcañiz, 22 de abril, 9 de la mañana. Con el mayor sentimiento me veo en la necesidad de comunicar a V.S la triste suerte de los defensores de Calanda  de la mañana se ma ha presentado Joaquin Loscos soldado del 2º batallón de francos escapado del enemigo después de ser prisionero, y me dice que…

Felicitación a Juan Vázquez de Mella

23 de abril 1911. El correo español Los que suscriben, tradicionalista convencidos y entusiastas admiradores del rey de la elocuencia y profundo filósofo cristiano, D. Juan Vázquez deMella, se creen en deber de enviar á tan alta personalidad su cordial felicitación por el nuevo y reciente triunfo obtenido en los juegoa Florales de Murcia, en…

Carta Diego de Cisneros al Consejo de las Órdenes

14 de Abril de 1583. Don Francisco de Hijar, Gobernador de la órden de Calatrava en el reino de Aragón ha sido encarcelado en Madrid (Marzo 1583) por orden de Felipe II; se le acusa de connivencias con los moriscos de Calanda y de llevar una vida poco acorde con su hábito. Los enviados del…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar