Los tiempos prehistóricos en Calanda

Capítulo 1. El PALEOLÍTICO

Casualmente Encontramos un raspador de sílex[1] entre las gravas del río Guadalope, frente a la Cueva Corva. No dimos mucha importancia al hallazgo pues la pieza podía haber llegado hasta allí arrastrada por las aguas y procedente de algún punto situado quien sabe dónde. Pero, no obstante, aprovechando nuestras excursiones, buscamos entre los materiales arrastrados por el río, llevando nuestras exploraciones hasta
las proximidades de “Los Perantones“. No tuvimos oportunidad
de recoger ningún otro trozo de sílex, con señales de manufactura.


Dedicamos algo más de atención a las proximidades de la Cueva Corva y nuestra insistencia tuvo aquí nueva compensación: pudimos recoger varias piezas de sílex tallado, con retoques, algunas de ellas bastante rodadas. Ya animados por los hallazgos, hicimos prospecciones lo más completas posible, en un área de unos 100 metros en torno a la gran cueva: encontramos algunos útiles más y un hacha de mano, muy tosca.

El aspecto de los útiles hallados, no es suficiente para una datación eficaz, pero creemos que pueden pertenecer al periodo musteriense, con una edad, probable, superior a los 50.000 años. Este es, en cualquier caso, el dato más antiguo relativo a paso del hombre por tierras calandinas.

El hombre del musteriense, si bien pertenecía ya a la especie Homo Sapiens [2], no tenía las características del hombre actual. A aquella rama humana, se le ha dado el nombre de raza de Neandertal,[3]por haberse hallado sus primeros restos, en el año 1857, en el valle de Neandertal, en las proximidades de Dusseldorf, en Renania. Su aspecto era bastante bestial, con un cráneo macizo, frente huidiza, arcos superciliares muy
desarrollados, sin rastro de mentón.

Prehistoria

Algunos paleontólogos modernos, opinan que este hombre de Neandertal no era todavía un Homo Sapiens, si bien sabía encender fuego, fabricaba útiles de sílex, hueso y madera y sabía preparar trampas a los animales que cazaba y que formaban parte de su alimento, junto con los frutos y los vegetales que recolectaba al encontrarlos casualmente a su paso. Estos hombres eran eminentemente nómadas, desplazándose siguiendo a las manadas que constituían su subsistencia. Probablemente ocuparon algún lugar junto a la Cueva Corva, lugar ideal para su caza y también es muy probable que se refugiaran en la gran oquedad en más de una ocasión. La Cueva Corva, todavía sirve hoy de refugio de pastores y trabajadores, sobre todo en los rigores del verano.

El suelo de la cueva, está formado en casi toda su extensión por la roca viva, y apenas existen sedimentos. De existir algún nivel productivo creemos debería hallarse a bastante profundidad, en las proximidades del agua.

Notas GREC

[1] El Musteriense es un complejo tecnológico y estilístico relacionado con el hombre de Neandertal que se corresponde al período que va aproximativamente de 125.000 años 30.000 años en la península.
[2] El hombre de neandeetal, especie descubierta en 1856 en el valle de Néander en Alemania, fue victima inicialmente de una imagen primitiva, simiesca y bestial. Los últimos descubrimientos han permitido verificar que los neandertales fueron una especie cercana a los Homo Sapiens, que desarrolló su propia cultura material, y ocupó un territorio que se extendió de la Península Ibérica hasta más allá del Ural.

Bibliografía complementaria.
– Garalda, M.D.Los neandertales de la Península Ibérica. Munibe (2005)

Impactos: 75