1822

En SUCESOS
24/08/2022
5 min lectura

Zaragoza 21 de agosto.

Parte despachado al comandante de armas del bajo Aragón D. Braulio Castilla, comandante de la columna expedicionaria del partido de Alcañiz , Desde Calanda á 17 del corriente los facciosos, en número de 300 , al mando del infame Royo , se alrevioi-oo i esforzarnos en esti , y dos

El señor comandante general de este distrito acaba de recibir del comandante del Bajo Aragón D. Pedro Antonio Barrena el parte oficial de la jornada que tuvo lugar el día 4 sobre el pueblo de Calanda contra los enemigos de nuestras libertades patrias. Comandancia general del bajo Aragón. Sabedor que el cabecilla Capapé con 650 Infantes y 30 caballos ocupaba los pueblos de Híjar y Alcorisa, y que sus intenciones eran aproximarse a’ Calanda para Insurreccionar si podía á Alcañiz y su partido, determiné que la columna móvil que comanda D. Felipe Tolosana dejase el punto de Calaceite que ocupaba , y se situase en Valdealgorfa; pero teniendo noticias posteriores de que el enemigo se hallaba en Castelserás, y su mayor fuerza había llegado á Calanda , resolví atacarlo en dos columnas, y al efecto mandé bajase a Alcañiz la caballería de Villaviciosa, que unida con 100 infantes de tropa permanente y milicia voluntaria componía la columna que bajo mis inmediatas órdenes debía operar a una con la de Tolosana. Ordené pues que la columna de este emprendiese su movimiento para Calanda en la mañana de ayer, al propio tiempo que salía de Alcañiz, a la misma hora, para caer ambos, rápido y oportunamente sobre el enemigo. Sobre e la una de la tarde llegué á la vista de Calanda, y encontré en posición a’ los enemigos, que ocupando una ermita contigua y las eras con su infantería aíleUntaba sobre mi guerrilla de esta arma y de caballería, que amagaban hostilizarme de un modo imponente.
Así me encontraba yo cuando la columna de Tolosana, habiendo repasado con viveza el punto do Castelserás tomó la dirección de la Izquierda por la sierra con el objeto de Impedir que los enemigos se retirasen al Mas de las Matas, amparándose de aquella. Estos demasiado astutos se penetraron de mi plan y al ver que Tolosana les tomaba la izquierda y espalda intentaron de emprender su retirada. Ya no era tiempo de esperar el final de la operación sino el de aprovechar su movimiento retrogrado y atacarles en cualquiera forma. Asi lo hice, inmediatamente principiaron a ponerse en fuga y á tomar la garganta que dirige a la sierra ; sin embargo de la precipitación con que lo hicieron todavía sufrieron un vivo fuego las guerrillas, pues se baieron denodadamente , y con una brillante carga de la valiente caballería de Vlllaviclosa, al mando del alférez D. Ildefonso Marchante, se desordenaron completamente. Desde entonces fueron perseguidos por las guerrillas de ambas columnas de cerro en cerro.
Los de Tolosana desde que tomó La falda do la sierra colocó la compañía en el obrar y camino recto de Calanda para Impedir que los facciosos pudieran tomarle por retaguardia, ó bien fugarse por aquel punto, y sucesivamente mientras se iban ganando las sierras elevadísimas iba quedando siempre una compañía en el alto, mientras que el resto de la columna descendía á los barrancos. Los enemigos fueron perseguidos hasta entrada la noche , y á las 10 de ella en corta diferencia llegué á este pueblo , donde todavía les alcancé, y a mi entrada se fugaron como en numero de 8 ó 10 Infantes y otros tantos caballos, abandonando ocho escopetas y algunos sombreros , y en donde traté de dar algún descanso á mi tropa que se hallaba en cslrcmo fatigada y falta de alimento. Los enemigos después de haberse dispersado en diferentes direcciones han perdido sobre 3o muertos en el campo , y se les han cogido ademas seis caballerías mayores, una caja de municiones, algunas escopetas, una carga de armas, cuatro ollas de campaña , dos sillas
de montar y otros efectos, con algunas prendas de vestuario nuevo. La columna de Tolosana sigue su derrota , y yo me dirijo á Alcañiz con la mía. El ardor y ardor constitucional con que se han batido todos los
cuerpos é individuos no permite particularizar a ninguno.
La valiente columna de D. Felipe Tolosana FG ha portado como tiene de costumbre , siendo su infütieabiliJad y valor superior a lodo encomio. Las guerrillas de los valientes de Gerona , extremadura, zapadores y Volunlarios hicieron un fuego vividísimo , precipítandose siempre sobre el enemigo. Puede V. S.^ lisonjearse de que las tropas de su distrito que están a sus órdenes son valientes y decididas, y de que no anhelan otro premio á sus afanes que el dar repetidos días de gloría á la libertad y a la patria. Dios guarde á V. S. muchos años.

Impactos: 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo de Estudios Calandinos