Inquisición (1582). Antón Tristán agrede al vicario

En Archivo
21/08/2022
6 min lectura

NOTA GREC

El 17 de junio de 1583 se celebra en Zaragoza con gran pompa un autodefé donde comparecen comparecen para ser reconciados en el fé de Cristo noventa y cuadro presos. Entre ellos un vecino de Calanda Antón Tristán.

Antón Tristán, morisco valenciano natural de Elche, se instala en Calanda en torno a 1560 donde se emplea como jabonero. A Antón se le conocen tres esposas todas ellas calandinas, y moriscas: María Moçot, Blanca Asensio, y María Garrido; y cuatro hijos María, Alexandre, Juan, y Alonso.

El día de San Miguel de 1582, estando Alonso Tristán en los porches de la Plaza mayor, mosén Colau Loçano, vicario de calanda, sale de la iglesia bajo el palio, llevando el Santísimo. Tristán, dándose media vuelta, se dirige a su casa, toma un trapo impregnado de aceite y se esconde tras una columna. En el momento en que el vicario se aproxima a la Casa del Consejo, Alonso lanza el trapo en dirección al vicario, alcanzándole en la espalda. La agresión sufrida por el vicario, a la vista de todos los vecinos presentes, causa gran escándalo y revuelo; un cristiano viejo decide denunciar lo ocurrido; Tristán es arrestado, conducido a las cárceles de la Alfajería y procesado por la Santa Inquisición.

Durante el juicio Alonso Tristán, varios testigos declaran en su contra, el acusado negara en tomo momento los hechos y por ello es sometido al tormento. La Tribunal sentencia a Alonso Tristán a servir en las galeras de por vida. Enviado a las atarazanas de Barcelona es embarcado en una galera y aferrado al remo; remo que no soltará hasta legada la hora de su muerte.

La terrible condena sufrida por Antón, perseguirá a sus familiares. Sus tres hijos varones serán a su vez procesados por la Santa Inquisición; Alonso y Juan sufrirán penas de galeras, Alexandre denunciado por prácticas de moro, logrará que el juicio se suspenda por faltas de pruebas.

Relación de las causas despachadas desde 5 de Abril de 1582 hasta 17 de Junio de 1583 que se celebro auto publico de la fé.

Ayer se celebro auto publico de fe en este Santo officio con mucga solemnidad determinandose en el noventa y quatro causas y en ellas setenta y dos reconciliados por herejes y de todos van treinta y nueve condenados a servir a V.Magestad en las galeras al remo sin sueldos y nueve Relaxados a la justricia seglar. Los site moriscos de los principales deste reyno con cuyo castigo y de los demas parece que todos estan con mucho temor y a lo que muestran con mas sosiego que nunca. va con esta la relacion  y siempre se tendra el cuydado que conviene para la seguridad castigo y reduccion desta gente. Los ministros deste Santo officio han travajado y travajan mucho mas de lo ordinario y lo haran de qui en adelante con esperança que tienen que V.Magestad gurade t propere como los capellanes y criados de V. Magestad deseamos y la xpiandad a menester desta. Palacio real de la Alfajeria de V. Magestad a 28 de Junio de 1583.

De V. Magestad muy humildes capellanes y criados que sus reales pies y manos besan. Ldº Francisco Gasca Salazar                Ldº Juan Martinez de Villatorge.

Folio  25_Pág. 42

Francisca Miguela hija de moro y de xpiana vieja, natural de Calanda y vezina, de edad de diez y ocho años.

Folio  46_R

Geronimo Pallares morisco, notario de Calanda que en el auto de fe  passado salio reconciliado por cosas de la secta de Mahoma fue testificado por Gil Perez de cosas de levantamiento que agora dezia tratavan los moriscos deste reyno con los de Valencia. Preso estuvo negativo y tacho el testigo. Suspenso.

Folio  36_Página 54v

[54] Anton Tristan morisco xabonero  vezino de Calanda  diocesis de çaragoça  por haver confessado tarde y haber tirado un trapazo mojado en azeyte al Santissimo sacramento que llevaba el vicario de  Calanda a un enfermo  debaxo del palio y con mucha luminaria y gente descaperuzada.

Folio 60_V Página 82

Anton Tristan   morisco xabonero natural de la villa de Elche Reyno de Valencia  vezino de Calanda  diocesis de çaragoça de edad de 47 años llevando el vicario de Calanda el  Santissimo sacramento  a un enfermo  pasando por la plaza de un soportal le arrojaron un trapazo mojado y le dieron en el hombro y en la espalda y de esto hay siete testigos varones mayores de veynte y cinco años y algunos dizen que creen se tiro al santissimo sacramento y que no le acertaron por que le dio el clerigo un paso adelante, un testigo dize que vio que el reo tiro el trapazo y otros que oyeron dezir que el lo avia tirado. Preso estubo negativo, en tormento confesso que avia sido moro de trenta años a este presente hasta el punto que estava y que tomo de su casa de una caldera de azeite un trapaço y llebandolo debaxo de la capa acompañando el santissimo sacramento q llevavan a un enfermo llegando a la plaça junto a las casas de la villa arojo el dicho trapazo suzio al santissimo sacramento y le dio al clerigo que lo llevava y el se quedo dizimulado aun que creyo que lo avia visto un cristiano viejo que nombra y es el testigo de vista que depuso contra el y que este hizo por menos prezio y que esto fue dia de Sant Miguel del año pasado de ochenta y dos no se acuerda  si saliendo de missa o a la tarde. Carcel y galeras al remo y sin sueldo por todos los dias de su vida y se le den por çaragoça trezientos açotes y otros trezientos por Calanda.


© 2019 Grupo de estudios Calandinos.
© 2022 Textos y fotografías, sus autores.

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Grupo de Estudios Calandinos