Huelga de los jornaleros en Calanda (1932)

18/01/2021
5 min lectura

El Turia. 6 de enero 1932.

Manifestaciones del gobernador

El señor Pomares Monleón [1] nos manifestó que había recibido la comisión de propietarios de Calanda para manifestar que los obreros olivareros declarados en huelga no aceptan la intervención del delegado regional del Trabajo. El gobernador añadió qne había citado al Comité de huelga para ver de solucionar el conflicto.

También nos habló el señor Pomares de un festival que está organizando con objeto de recabar fondos con destino a la construcción o arreglo de la Casa Refugio de mendigos.

Por último nos dijo que había ordenado instruir expediente sobre Io ocurrido en el pueblo de Alacón, en el que, según denuncia presentada en ocasión de los republicanos radicales y radicales socialistas celebraban un acto público, elementos anarquistas, confabulados con otros elementos clericales, interrumpieron el acto dando gritos subversivos, calumniando a la República, hecho que por la cordura de los republicanos no acarreó un día de luto.

Hoy salen para el referido pueblo dos delegados da este Gobierno, que son los encargados de esclarecer los hechos.

El Turia, 13 de enero 1932.

El domingo, 10 de los corrientes celebraron en los locales de la Confederación una asamblea o mitin, en donde tomaron parte oradores de Zaragoza, de Alcorisa y de La Fresneda; todos ellos coincidieron en sus doctrinas, pues uno de ellos sin rebozos y con todo el ánimo de que son propios Ies indujo al asesinato de los patronos;
diciéndoles, que cuando salgan a la calle, en vez de matar a los guardias civiles, que maten a los propietarios, porque los guardias civiles si los matan Ies llevará otros y a los propietarios si los matan ya no volverán.

Esta clase de espectáculos debían suprimirse, porque la fiebre intensa que algunos obreros sufren
es la, que no nos queda la menor duda, que llegará un día en que este honrado pueblo tendrá una hora
de intensa emoción. Señor gobernador, estos espectáculos no deben consentirse.

La huelga de limpiadores ae olivos sigue en el mismo estado. Todos esperamos que pronto se resuelva.

La Voz de Aragón, 16 de enero 1932.

Todavía sigue en pie la huelga que desde el 24 del pasado mes vienen sosteniendo los limpiadores de olivos, afectos a la C. N. T., secundados también por los no asociados. Hasta ahora se desenvuelve pacíficamente. Desearíamos que patronos y obreros llegaran a una solución armónica y se acabará con un estado de cosas
que a nadie favorece.

Ha terminado la recolección de la oliva. La cosecha, por demás escasa, ha invertido muy pocos jornales, lo que ha motivado crisis de trabajo para el invierno que atravesamos.

Con motivo de la huelga hay concentradas en esta localidad varías parejas de la Benemérita.

Sigue el tiempo con sus alterna: hielos, temperatura suave nublados, viento, toda la gama invernal. Si lloviera o nevara causaría un gran bien a las plantas.

Después de disfrutar varios días de permiso, regresó a Madrid el oficial de la O. M. don Félix Lacueva.
Marchó a Cádiz a proseguir sus estudios don Angel Albesa.
Hemos tenido el gusto de saludar al propietario de ésta don Ramón de Santa Pau.

La Voz de Aragón, 16 de enero 1932.

El señor Pomares Inos manifestó que la huelga de limpiadores de olivos de Calanda, que se planteó el pasado
mes, ha quedado resuelta satisfactoriamente. Es mi deseo— añadió— hagan constar el éxito de las gestiones realizadas a tal fín por el delegado de mi autoridad don Vicente Muñoz, quien se personó en dicha localidad y regresó ayer tarde después de haber quedado solucionado el conflicto.

La Libertad, 30 de enero 1932.

Teruel, 27.–Las fuerzas que acudieron a Castel de Cabra, y que fueron distribuidas entre este pueblo,
Alcorisa y Calanda, continúan en sus puestos. Hoy al mediodía ha llegado a Alcañiz otra compañía, procedente de Zaragoza. Inmediatamente salió para Valderrobles, con objeto de realizar paseos militares por
los pueblos de Fresneda y Torre del Conde, en los cuales el vecindario se halla intranquilo porque teme que repercutan en dichos lugares los sucesos ocurridos en otros pueblos de la provincia.

Los detenidos en Castel de Cabra los directivos del Comité, Abril, Ascaso, Remártínez y Falcón, detenidos
en Alcorisa como directores del movimiento, continúan en aquella cárcel a disposición del ministro de la Gobernación.

De Teruel han salido para Castel de Cabra dos camiones, que recogerán a los muchos detenidos con motivó de los sucesos, para trasladarlos a esta cárcel, ya que la de Aliaga, que es la del partido,no ofrece las necesarias garantías de seguridad.


[1] Manuel Pomares Monleón (Alicante, 1904-Ciudad de México, 28 de noviembre de 1972) fue un escritor, catedrático universitario y político español, gobernador civil durante la Segunda República Española y exiliado del franquismo en México.


Impactos: 9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *