1910. Cosecha y sociedad

03/08/2020
3 min lectura

Archivo Jorge Celma Carreras

Heraldo de Aragón – 3 de agosto 1910.

Las operaciones de la trilla se hacen con mayor facilidad este año, debido a que el tiempo favorece considerablemente esta clase de faena. La cosecha ha sido buena en general proporcionando mayores rendimientos de lo que al principio se esperaba, en cambio la cosecha de aceitunas será nula, pues hace poca muestra que salió en algunas partidas, ha quedado reducidísimo. Casi otro tanto ocurre con la huerta que debido a los fríos tardíos, pero la flor, no quedando casi nada en los árboles frutales y retrasando las demás plantas, por cuyo motivo se sufrirán  los efectos en tiempo no muy lejano de miseria con siguiente.

Los comerciantes de tejidos de esta plaza están indignadisimo, lamentándose y con razón del proceder de cierto comerciante de otra plaza de la región que con sus cajas de muestras visita con algunas frecuencia casa por casa todo el vecindario, redundando por lo tanto eso en un grave perjuicio a la localidad en general. es un sistema tan halagador esto de las muestras que continuando así, lo importante establecimientos de la plaza tendrán que pedir la baja como consecuencia de ello o tomar las disposiciones necesarias, convocando al comercio regional para dirigirse cuando no haya otra solución a las Cámaras de Comercio para que está resuelvan el asunto en forma legal, defendiendo así los intereses del comercio tan aniquilado por estas y otras causas, siendo esto bien lamentable por desgracia.

Se halla entre nosotros veraneando, como de costumbre, las distinguidas familias siguientes : don Leonardo Buñuel, don Joaquín Fortón, Don Facundo Sancho, doña Carmen de Pedro viuda de don Félix Matutanos y su bella hija, dona Águeda Fernández de Saura hijos, doña Matilde y Oliva Gasque, en la elegante morada de estas últimas en donde varios días se congrega la buena sociedad carandina, pasando agradables ratos.

 En el Círculo Mercantil industrial y agrícola de esta villa, han sido instalados los dos muebles adquiridos mediante suscripción de sus socios de los cuales hablé en mis anteriores crónicas, que consisten en piano y mesa de billar, compradas recientemente por el acreditado comerciante de la misma don Zacarías Castaño, socio también del citado círculo, habiendo resultado muy bien del agrado de dicha sociedad. 


© 2020 Grupo de Estudios Calandinos.
© 2020 Textos y fotografías, sus autores.

Impactos: 12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *