13 de diciembre 1931. Pleno municipal.

20/12/2019
3 min lectura

folio 67

En Calanda al 13 de diciembre de 1931 se reunieron en el salón de sesiones de esta casa consistorial los señores expresados al margen que constituyen el Ayuntamiento, con objeto de celebrar sesión ordinaria.

Leída que fue el acta de la sesión anterior se aprueba por unanimidad.

Seguidamente se dio lectura al proyecto del ayuntamiento de Alcañiz y su exposición verbal del día 8 por una comisión de dicho ayuntamiento, que somete al estudio de este ayuntamiento de Calanda, referente a un proyecto de construcción de un instituto de segunda enseñanza en la mencionada ciudad, en mancomunidad con los pueblos de la Tierra Baja que se acordó hacer a su contenido toda vez que es asunto de una gran trascendencia, y no requiere por otra parte de grandes dispendios, pues supondría para este pueblo una aportación inicial para los gastos del primer establecimientos de unas 6000 pesetas pagaderas en tres años, y unas 600 anuales para el mantenimiento de 16 becas entre los alumnos necesitados de inteligencia contrastada.

Se acuerda contestar en sentido afirmativo y delegar al señor alcalde don Joaquín Cólera para que represente el ayuntamiento en la comisión delatadora de los estatutos de la mancomunidad.

En los estatutos se tenderá a que prevalezca los siguientes puntos: Primero que la ayuntamiento de Alcañiz contribuya con más del 25% que propone además de lo correspondiente a su población, y al efecto debe satisfacer la contribución urbana y eximir el edificio de toda clase de árbitros municipales, atendiendo al beneficio que por residencia reportaría a la población.

Segundo que los obreros que se emplean en la construcción del edificio pertenezcan a los pueblos de la mancomunidad proporcionalmente a su población. Cuando los obreros no acudan a los puestos que les correspondan, las vacantes serán en beneficios de los obreros de Alcañiz.

Tercero: si algún día se deshace la mancomunidad se liquiden sus existencias proporcionalmente a la participación.

Cuarto que las becas se concedan a los alumnos necesitados solamente, de Inteligencia contrastada por el procedimiento de rotación por distritos conforme a su población. Que el número de becas sean de tres cada año resultaran 18 en un periodo de seis años.

Sexto que las becas se pierdan cuando en un periodo de tres años se obtengan cinco desaprobados.

Se acuerda la propuesta del concejal señor González proceder al derribo de la pared que separa los cementerios civil y católico dando con ello cumplimiento el artículo 27 de la Constitución de la República.

Sin más asuntos que tratar se levantó la sesión de la que se extiende la presente acta que firmarlo reunidos conmigo el secretario de que certificó.

  • Joaquín Colera – Alcalde
  • Vocales
    • José Ariño
    • Mariano Aznar
    • Sebastían Esteban
    • José González
    • Antonio Herrero
  • Julio Pelayo – Secretario

© 2019 Grupo de Estudios Calandinos.
© 2019 Textos y fotografías, sus autores.

Impactos: 33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *