MENÚ

El alcalde de Calanda sale en defensa del mundo rural (1921)

TERUEL 9 de Julio de 1921

La Provincia. Número suelto 10 céntimos

Luis González. Abogado y Alcalde de calanda (1918).

Desconozco las conclusiones de la última Semana Municipal de Barcelona, más a juzgar por las reseñas que de cada sesión han hecho los periódicos, ha absorbido la mayor parte del tiempo lo que particularmente afecta a las grandes ciudades, tratando muy por encima o dando de lado, a cuanto es base de vida de los pequeños municipios.

Soy un entusiasta de los derechos y deberes del municipio rural, y un convencido de que una nación no será grande y próspera, si la mayoría de sus poblaciones rurales son míseras e incultas.

Hasta la fecha. Gobiernos y la inmensa mayoría de gente pudiente no prestan atención mas que a las grandes ciudades, como si los que vivimos en los pueblos no fuéramos ciudadanos españoles con derecho a la vida de personas, que con nuestro rudo trabajo somos base indispensable para la vida y prosperidad de los grandes núcleos de población. Cuando agotados por la miseria (siempre engendradora de la incultura) no nos mueve ni la esperanza de un mejoramiento, nos tachan de salvajes y ponen de relieve la imposibilidad de que ninguna persona culta y de sentimientos delicados, pueda convivir con nosotros.

Cuando, creyendo poder contar con potencialidad económica suficiente ansiamos mejorar nuestro pueblo con aquellas comodidades posibles y a las cuales tenemos indiscutible derecho, nos atacan durísimamente achacándonos delirio de grandeza, y pidiendo la intervención de «La superioridad», porqué ese mejoramiento que pretenda un pueblo, puede costar unas pocas pesetas a los que gastan todas sus rentas lejos de aquel en que las obtienen.

Siempre que se trata de resolver legalmente la tan debatida autonomia municipal, hasta los qué han hecho plataforma política de ese problema, se llevan las manos a la cabeza en las conversaciones particulares, haciendo aspavientos de lo que podrá ocurrir si a los. pueblos se les dá libertad.

El confundir libertad con libertinaje (no en el sentido obsceno de esta palabra), y no querer defender y practicar nuestros falsos liberales que, a mayor libertad corresponde mayor represión contra quien atente a ella y al derecho ajeno, es principal causa de la gravedad que hoy día tienen tanto el problema municipal, como el social. .

Me ocuparé de ello en sucesivos artículos, pues tengo presente la recomendación de nuestro dignísimo Director, acerca de la extensión de
los trabajos.

Luis González
Calanda~13-7-1921 .

La Pronicia, diario independient.

Impactos: 36

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar